La especialidad de cirugía reconstructiva surge de la mano de Gaspar Tagliacozzi, considerado el padre de la cirugía plástica moderna. Fue profesor de anatomía y cirugía en la Universidad de Bolonia durante la segunda mitad del siglo XVI. Durante la Primera Guerra Mundial se vio un gran aumento en el número de lesiones faciales. El cirujano Harold Gillies desarrolló un nuevo método de cirugía reconstructiva facial en 1917. Cuyo trabajo marcó el comienzo de la cirugía plástica como lo conocemos hoy.

Los grandes avances científico – tecnológicos y la experiencia clínica acumulada en los últimos tiempos, han permitido un crecimiento notable en el desarrollo de la cirugía reconstructiva. En nuestro medio, los avances y el desarrollo de las técnicas quirúrgicas en reconstrucción, benefician en gran medida en el tratamiento de pacientes grandes quemados, pacientes oncológicos, con traumatismos adquiridos y/o de causa genética entre otros. Los diferentes centros de formación, garantizan que el profesional especializado en Cirugía Plástica y Reconstructiva, no solamente esté capacitado en asumir retos que muchas veces son difíciles de realizar frente a determinadas circunstancias, sino que tenga el entrenamiento suficiente que le permita devolver  una sonrisa a nuestros pacientes. El amor a la profesión y el deseo de ayudar a los que lo requieren, hace que las deformidades corporales de diferente índole muchas veces complejas, sean atenuadas. Como cirujanos plásticos, somos recompensados en gran medida al saber que hemos ofrecido esperanza y proporcionado nuevas oportunidades a quienes por algún motivo han padecido desfiguración o pérdida de alguna función corporal.

La reconstrucción sea de forma inmediata o diferida, devuelve la confianza y autoestima de nuestros(as) pacientes, mejorando su calidad de vida y permitiendo su incorporación a la vida personal, laboral y social. El campo de la Cirugía Plástica es verdaderamente satisfactorio porque no solamente podemos erradicar la enfermedad, sino que podemos recrear la forma y función perdida. Pero estamos plenamente convencidos que ninguna especialidad es tan agradecida como la Cirugía  Reconstructiva donde patologías imposibles de corregir hace algunos años, hoy son tratadas habitualmente y en algunos casos ambulatoriamente con procedimientos sofisticados y técnicamente avanzados.

Creemos firmemente que las nuevas generaciones impulsan cada vez más el campo de la Reconstrucción, haciendo de ella una Especialidad única, que permita incorporarse a cualquier grupo de trabajo multidisciplinario, para garantizar el éxito del tratamiento. Y así como mis grandes maestros de la Escuela Cubana (Hospital Hermanos Ameijeiras de la Habana), quienes formaron profesionales con sus enseñanzas y conocimientos, hago un reconocimiento especial a todos los profesores y maestros que siguen esta noble causa.

 

Dr. Alain Chambi

Medico Cirujano

Especialista en Cirugía Plástica y Reconstructiva

Miembro de Sociedad Peruana de Cuidados Paliativos (SPCP)

Miembro de la Federación Ibero-Latinoamericana de Cirugía Plástica (FILACP)