Las alergias son reacciones del sistema inmune de nuestro cuerpo ante un alérgeno, el cual puede ser desde un alimento hasta la composición química de un objeto que usemos en nuestro día a día. A pesar de lo que muchas personas podrían creer, estas alergias se suelen transmitir, en la mayoría de casos, de padres a hijos y es justamente por esta razón que se debe procurar en lo primordial identificarlos en los primeros años de vida para que el menor pueda desarrollar su vida sin ningún tipo de condicionamiento que pueda afectar su crecimiento y su manera de socializar con el resto de personas de su entorno.

Particularmente en Lima suelen aumentar los casos de alergias entre los meses de abril y septiembre, pues la capital peruana concentra grandes niveles de humedad en esta época del año. Las personas cuyas alergias se manifiestan en órganos del sistema respiratorio son las que más sufren, ya que en muchos casos estos síntomas tienden a confundirse con un resfriado de temporada o enfermedades respiratorias. Y cuando estas personas acuden a un centro médico usualmente no son tratados por especialistas en Alergología. Lo que termina generando un mal diagnóstico que no hace más que perjudicar al paciente, pues el tratamiento que se le asigna no soluciona nada en el peor de los casos o solo disipa temporalmente los síntomas. Es por eso que es necesario que las familias se acostumbren a usar deshumedecedores dentro de las habitaciones donde los niños pasan el mayor parte del día. Ya sean eléctricos o las famosas bolas secas, ambos deshumedecedores son necesarios para contrarrestar la humedad limeña.Pues al tener un ambiente cálido, evita que las alergias se manifiesten desproporcionadamente y perjudiquen el desarrollo de los niños.

Las alergias más comunes entre los niños son: ácaros del polvo, pelaje de algunos animales, lácteos, pescados y mariscos, algunos frutos secos, polen y algunos medicamentos. Pues muy contrariamente a lo que muchos creerían, antibióticos que nos podrían ayudar a sobrellevar o curar un mal, pueden ser muy perjudiciales para nuestro cuerpo, ya que pueden generar daños colaterales. Además se debe estar atento a ciertos síntomas, pues se presentarán como anomalías en los ojos, nariz, garganta y hasta en la piel, ya que también las reacciones alérgicas se presentan en la epidermis. Incluso se pueden presentar en un solo paciente manifestaciones cruzadas, por ejemplo: una persona puede tener un cuadro de asma producto de una alergia y también puede tener heridas alrededor de la boca, todo esto por una misma reacción a un alérgeno.Así que la rápida acción de identificar las alergias de una persona permite controlar la anomalía y evitar daños graves en el cuerpo humano. Es por eso que los padres deben cumplir con el calendario de vacunas de sus hijos, pues en algunos casos estas dosis permiten prevenir cuadros complicados de alergias y que los infantes puedan tener una vida más cómoda y con menos restricciones en su día a día. Además de recurrir a un médico especialista en Alergología para hacer un correcto diagnóstico.

 

Dr. Luis Tello

Director General del Centro de Pediatría y Alergias de Lima

Ex docente de la Facultad de Medicina de la UPCH

Miembro de la Fundación Peruana de Asma Bronquial