El por qué de la estética. La apariencia del ser humano ante sus semejantes ha que más repercusiones ha tenido sobre el desarrollo de las diferentes civilizaciones, ya que, como consecuencia del culto a la apariencia, el ser humano ha tenido muchos conflictos, a veces no resueltos. El arte de la cirugía. Los cirujanos plásticos, al reconstruir una parte del cuerpo, no solo perseguimos acercarnos lo más posible a lo “normal”, sino que a veces tenemos la osadía de querer superar ese normal, es decir, buscamos la belleza.

Belleza es armonía, proporción y equilibrio en las formas. Para tener un concepto claro de esa armonía, es muy importante que el Cirujano Plástico posea un buen sentido de las proporciones. La autoimagen Corporal.

La autoimagen no es una simple abstracción, sino más bien un concepto vivo, cambiante y real que, a su vez, condiciona poderosamente la atmósfera psicológica interna y la vida de relación externa de la persona. La autoimagen corporal se define como la percepción o representación mental del propio cuerpo que una persona posee en un momento determinado, condicionando su actitud ante la vida, ante sí mismo, y el medio ambiente en el cual necesariamente se desenvuelve. De esta manera, la autoimagen incluye no solo lo que uno piensa de sí mismo, sino también lo que otros piensan y dicen, así como sus reacciones ante nuestros cuerpos. Por tanto, es cierto que, en cada encuentro existirán, por lo menos, dos auto imágenes, lo que la persona piensa de sí y lo que los demás piensan de él. Es así como gran parte de la satisfacción que uno siente hacia su propia autoimagen corporal suele ser el reflejo de las actitudes de los que nos rodean, dándonos bienestar, plenitud y seguridad si son positivas. Ética médica en cirugía plástica estética.

 Actualmente la Cirugía Plástica Estética, no está ajena a las distorsiones mercantiles, que por presión de la competencia se establecen en nuestro país. Es muy importante indicar que el cirujano plástico ético es el que ante todo informa verazmente, lo relacionado a técnicas, procedimientos a emplearse; da su opinión sobre la conveniencia o no de estas; así mismo no presiona ni manipula al paciente a fin de obtener honorarios, ante todo es un orientador y consejero de la especialidad que profesa. Existe en nuestro medio muchos médicos que, sin ser Cirujanos Plásticos registrados en el Colegio Médico del Perú, obran como tales, sorprendiendo a la opinión pública y lo que es más grave aún creando defectos irreparables en los pacientes.

 

Dr. Rafael La Torre

Ex Médico Asistente del Hospital Edgardo Rebagliati Martins

Miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica del Perú

Miembro de la SILACP

Director médico de la Corporación de Cirujanos Plásticos