El Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) creado en el Perú en 1979 y desde el 2004 a la actualidad como Estrategia Sanitaria Nacional de Inmunizaciones (ESNI) ha contribuido de manera fundamental a la reducción de la morbilidad y la mortalidad infantil en el país y el cumplimiento del ODM 4. Actualmente enmarcado en la disminución de la Desnutrición Crónica Infantil (DCI), dentro del Programa Articulado Nutricional, con financiamiento de Productos por Resultados (PpR) comprende 7 sub productos. Las altas coberturas de vacunación alcanzadas en la década de los años 90 y primera década del siglo XXI, han permitido, mantener desde 1991, al país libre de circulación endémica del poliovirus salvaje de la poliomielitis, del 2000, sin circulación del virus endémico del sarampión, del 2006 y 2007, libres del virus salvaje de la rubeola y Síndrome de Rubeola Congénita, respectivamente. Asimismo, controlar enfermedades como la difteria, tétanos neonatal, la fiebre amarilla, la tuberculosis infantil en sus formas graves, la hepatitis B y sus complicaciones de cirrosis y cáncer de hígado, las infecciones invasivas por Haemophylus influenzae tipo b (Hib) y neumococo, la tos ferina o coqueluche y las diarreas severas por rotavirus. Estos logros fueron posibles, pues a partir del 2008, la ESNI ha conseguido implementar a nivel nacional un esquema de vacunación con 15 vacunas, uno de los esquemas de vacunación más completos de la Región de las Américas, que se administra gratuitamente en todos los establecimientos de salud del MINSA, EsSalud, Fuerzas Armadas y Policiales y que evitan enfermar y morir por un número igual de enfermedades. Este nuevo esquema de vacunación significó una importante inversión económica que supera los 450 millones de nuevos soles. Entre el 2008 y 2012, con la finalidad de garantizar la calidad y seguridad de las vacunas el país invirtió más de 70 millones de nuevos soles en la compra de 52 cámaras frigoríficas que se instalaron en las capitales de las 25 regiones del país y en la renovación de los equipos de refrigeración y conservación que comprendió la compra de 19,151 equipos idóneos para la conservación de vacunas, aprobados por organismos internacionales (OPS/OMS y UNICEF), como los modelos ice line, refrigeradoras solares para las zonas más alejadas del país carentes de energía eléctrica, así mismo 10,256 cajas térmicas porta vacunas y herramientas de monitoreo continuo de temperatura como los Data Logger, que permiten identificar las rupturas de cadena de frio en los diferentes procesos que siguen las vacunas de su distribución del nivel nacional al local y en el uso diario en los vacunatorios. El Estado Peruano según Ley de vacunas N° 28010, garantiza el financiamiento del calendario de vacunación con fondos públicos, presupuesto que comprende la compra de vacunas, jeringas e insumos de vacunación, renovación y mantenimiento de la cadena de frio en todos los niveles de gestión, así como los recursos humanos, gastos operativos e insumos a través de un presupuesto por resultados (PpR) con la finalidad de garantizar la vacunación completa y oportuna de cada niño peruano. Sin embargo, en los tres últimos años, las coberturas de vacunación a nivel país han sufrido un descenso paulatino, reflejo de la gran heterogeneidad en el nivel de cobertura de vacunación alcanzado a nivel local, siendo el año 2013, donde se tuvieron las más bajas coberturas y en previsión a que este fenómeno no se repita este año, la Dirección General de Salud de las Personas a puesto en marcha la implementación de un “Plan de Contingencia para el cierre de brechas de los niños no vacunados o incompletamente vacunados” actividad que se desarrolló el último trimestre del año 2014 y el segundo semestre del 2015, observando un incremento de las coberturas. Dentro de los principales desafíos que tiene la ESNI está mantener los logros en Salud Pública alcanzados por el país, gestionar una política de cadena de frio y su mantenimiento preventivo y recuperativo, fomentar una gestión de la calidad en los servicios de vacunación, una gestión participativa de la comunidad y la introducción de nuevas vacunas al calendario de vacunación en base a la evidencia científica disponible.

 

Dr. Washington Toledo Hidalgo
Coordinador de la Estrategia Sanitaria
Nacional de Inmunizaciones
Ministerio de Salud