Entre la tercera y quinta semana de gestación, durante el proceso de organogénesis, existen algunos fenómenos que alteran las formaciones intravasculares, llámese arterias y venas; esto constituye lo que sería la patología vascular cerebral y también espinal. En el Perú, el sistema de salud pública y privada es precario. Esto hace que el indicador de mortalidad por este tipo de lesiones: aneurismas cerebrales, malformaciones arteriovenosas, fistula carótidas cavernosas, fistula arteriovenosas; sea prominente.

El uso prenatal del ácido fólico (B9), ha demostrado en estudios multicéntricos la disminución de este tipo de lesiones vasculares cerebrales; esto, por el lado preventivo. En Norteamérica y en algunos países de nuestra región, se registra la existencia de alimentos como el pan con esta clase de vitamina que busca prever la formación de labio leporino, paladar hendido, cardiopatías congénitas o tetralogía de Fallot. Antes, el tratamiento consistía en el abordaje transcraneal de este tipo de lesiones que son de alto riesgo por el elevado índice de sangrado, operaciones complejas y de larga duración que, del mismo modo, producen un alto indicio de morbimortalidad.

 En la actualidad, recurrimos a través de cateterismos cerebrales o espinales. El proceso inicia cuando se ingresa, generalmente, por la arteria femoral derecha y asciende al cerebro a través de la arteria aorta abdominal, para seguir por la aorta toráxica y, finalmente, a través de los troncos supraaorticosos,llegar al cerebro. Los aneurismas cerebrales son lesiones segmentarias de las arterias que con el pasar del tiempo forman sacos. El microcatéter, que es muy fino, es dirigido por geometría

hacia el cerebro y junto un geógrafo, se visualiza todo. La colocación de unos espirales de platino, están compuestos de un pegamento que duran para toda la vida, tienen el propósito de llenar el aneurisma de este material con el fin de impedir que la sangre fluya dentro de este. Finalmente, la neurocirugía endovascular hoy demuestra con creces, frente a múltiples estudios comparativos con la técnica del siglo XIX, que es el procedimiento con más éxito, utilizando intervenciones rápidas, seguras y con una baja tasa de mortalidad.

Dr. Ricardo Vallejos Torres

Neurocirugía Endovascular del Perú – Managing Director

Neurocirujano Endovascular

Guillermo Almenara Irigoyen – Red Asistencial Almenara

Médico de la Sanidad Naval

Marina de Guerra del Peru