¿Se pueden recuperar funciones luego de una hipoxia-anoxia cerebral? Hace muchos años se creía que una vez instalada una lesión cerebral ya no era posible que las funciones perdidas se recuperen, pero la neurociencia ha introducido dos nuevos conceptos a tener en cuenta, la neurogénesis y la plasticidad cerebral. La primera, mediante la cual las células madre y las progenitoras generan nuevas neuronas, hecho que ocurre en el hipocampo y en la zona subventricular de los ventrículos laterales, la siguiente, mediante la cual el cerebro modifica dinámicamente su estructura como reacción a su entorno interno y externo formando nuevas redes neuronales. A todo ello se le llama NEUROPLASTICIDAD y genera nuevas, mejores y mayores perspectivas para aquellos pacientes que cuentan con secuelas por lesiones cerebrales de diferente origen. Tratamientos basados en la neurociencia denominados neuro-rehabilitación y restauración neurológica permiten abordar el tratamiento del cerebro en una óptica diferente al desahucio médico que no le da ninguna opción al paciente.

 La neurocirugía actual investiga, con éxito, la neuroestimulación cerebral profunda, el implante de células madre, la micro revascularización cerebral tratando de entender cómo podríamos reconstruir áreas cerebrales lesionadas reestructurando las complejas redes existentes entre las neuronas sobre los procesos naturales de reparación celular evitando que éstas áreas queden destruidas para siempre. Debemos actuar con prudencia, objetividad, ética, responsabilidad y sobre todo con humanidad frente a nuestros pacientes con lesiones cerebrales estudiando a profundidad cada caso para definir el mejor de los tratamientos. El desahucio médico no es la mejor opción y el cerebro aún tiene mucho que enseñarnos.

Existen prometedoras alternativas que estamos implementando aún con pequeños logros.

 

Dr. Luis Bromley

Neurocirujano hospital G. Almenara

Neurocirujano clínica San Felipe

Gerente General Hospital Almenara