El primer y posiblemente el paso más importante en la cirugía de reasignación sexual en transexuales de mujer a hombre (FtM) es la creación de un contorno masculino estéticamente agradable. Los senos son un estigma de la identidad femenina, y su presencia plantea problemas sociales y psicológicos para los hombres trans. Con la remoción del tejido mamario y el exceso de piel, la reducción y reposicionamiento del pezón y la areola, la obliteración del pliegue inframamario y la minimización o remodelación de la cicatriz de la pared torácica, realizadas durante el procedimiento quirúrgico, es posible eliminar el contorno femenino y los aspectos típicos del seno femenino, creando un contorno masculino de la pared torácica.

La cirugía de masculinización del tórax suele ser la primera, posiblemente la más importante, y una intervención quirúrgica común entre los pacientes trans masculinos. El objetivo de esta cirugía es la creación de un hombre estéticamente agradable. Estas cirugías ayudan a lograr una mejor alineación entre las características sexuales secundarias y la identidad de género. La cirugía torácica transmasculina tiene un impacto positivo en los pacientes transgénero hombres al enfocarse y reducir la disforia torácica. En consecuencia, existen muchos estudios en la literatura quirúrgica y médica que evalúan diferentes niveles de satisfacción entre esta población.

La reconstrucción del tórax transgénero conlleva sus propios desafíos estéticos. Este procedimiento quirúrgico en adecuados y profesionales certificados son cirugías seguras, factibles y fáciles de realizar.

 

Dr. Pedro Ciudad

Médico Cirujano Plástico

Especialista en Cirugía Transgénero

Postgrado en Tailandia