Los últimos 10 años del siglo XX y la presente centuria se han nominado como década y siglo del cerebro por los grandes avances tecnológicos en la investigación fisiológica y el manejo de la patología y el tratamiento de las enfermedades del sistema nervioso. Las enfermedades Neuroquirúrgicas son de alta complejidad, lo que las hace de alta morbimortalidad, por lo tanto de alto costo, frecuentemente inalcanzable para el gasto de bolsillo. Los costos están dados por exámenes complementarios para el diagnóstico y los insumos para la resolución del problema, por lo que el médico debe mejorar su conocimiento en estas patologías, aguzar su espíritu clínico e intuición para así racionalizar de manera crítica y ética el uso de los mismos.

La mejora tecnológica, la aparición de equipos y la industria de fármacos e insumos, tienen gran influencia en el uso de estos insumos y tecnologías para el diagnóstico y tratamiento de los problemas que requieran intervención neuroquirurgica.La influencia del sistema económico y social de los países permite el uso racional o irracional de estas mejoras, por otro lado, las currículas académicas de formación en el pre y posgrado con políticas volubles de salud en el país en una sociedad que no reconoce derechos, más la involución social imperante con deterioro de principios, valores éticos y deontológicos consecuente en la profesión médica, así como la nueva estructura familiar y de instituciones, cimientos de la sociedad de consumo que vivimos, devienen en el uso de los adelantos tecnológicos para el diagnóstico y tratamiento de manera indiscriminada o en defecto, perjudicando la economía y salud del paciente con deterioro en la calidad de atención.

En este contexto es necesario el compromiso del estado en reconocer el derecho a la Salud, mejorar y  homogenizar curriculas con aspectos éticos incluidos, equipar las instituciones públicas de salud con control de precios de los equipos, insumos e infraestructura hospitalaria, y facilitar las capacitaciones de los neurocirujanos activos.

 

Dr. Luis Muñoz

Presidente Sub-Cafae HNAL en CAFAE MINSA

Jefe de Servicio de Neurocirugia del HNAL

Universidad Nacional Mayor de San Marcos