Los aneurismas son una patología que se produce por la dilatación de las arterias, puede presentar una pérdida o una rotura y causar sangrado en el cerebro (accidente cerebrovascular hemorrágico). A menudo, la rotura de un aneurisma cerebral se produce en la zona entre el cerebro y los tejidos delgados que recubren el cerebro. Existen algunos factores que influyen en hacer que se desarrollen, por ejemplo: abuso de drogas, tabaco, alcoholismo y la hipertensión. En un paciente que cuenta con predisposición a padecer, dichos factores,se asocian y dan lugar a los aneurismas.

Los aneurismas normalmente no presentan síntomas, solo en algunos casos, donde forman cefaleas leves; desafortunadamente manifiestan toda su clínica cuando el aneurisma se ha roto y produciendo una cefalea intensa y el paciente lo siente con mucho dolor. También puede haber sangrado que se va a los ventrículos. Este puede causar daño directo a las células circundantes y dañar o hasta matar otras células. También se da un aumento de la presión en el interior del cráneo, si esta incrementa mucho, el suministro de sangre y oxígeno al cerebro puede interrumpirse hasta el punto de que haya pérdida del conocimiento.

 Estas lesiones tienen alta mortalidad y morbilidad, ya que pueden producir hasta la muerte del paciente si no son tratados correctamente y si se produce un re-sangrando en un aneurisma que se vuelve a romper. Cuando se tiene un aneurisma roto se debe tener tratamiento quirúrgico, llevar a cabo un clipaje del aneurisma con un clip de titanio o también, por otra parte, se tiene que hacer una embolización vía endovascular, para así cerrar el aneurisma. Esta se realiza introduciendo un cateter por la arteria femoral, que asciende la aorta y sube hasta la carótida interna para finalmente llegar hasta el vaso donde está el aneurisma para taparla y cerrarla. Para poder prevenir lo máximo posibles roturas de aneurismas, lo primero es averiguar antecedentes familiares para así cuidar la presión arterial, el peso y no consumir alcohol ni fumar.

 

Dr. Segundo Ríos

Neurocirugía

Hospital Nacional Arzobispo Loayza