El cáncer de próstata representa el 12.5% de todos los tipos de cáncer en el Perú, siendo el más frecuente en ambos sexos. No obstante, se desarrollaría más en el género masculino, ya que este es uno de los que más muertes produce en hombres según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer.
Los factores de riesgo que provocan esta enfermedad son la edad, la historia familiar de cáncer de próstata y/o otros tipos de cáncer. En el contexto internacional, la gran variedad de guías que se especializan en Urología recomiendan que los hombres se chequeen a partir de los 40 a 50 años de edad si es que poseen alguno de los factores de riesgo mencionados. El chequeo se puede realizar mediante un examen de sangre, el antígeno prostático específico (PSA), y el examen físico o tacto rectal.

Si un paciente sospecha de padecer cáncer de próstata, la única manera de poder diagnosticar es a través de una biopsia de próstata. Tradicionalmente, esta se efectúa tomando muestras milimétricas de la próstata con una aguja de biopsia bajo la guía de imágenes de ultrasonido en forma sistemática a través del recto. Las muestras se toman en forma aleatoria, por lo que la detección de las células malignas dependen de qué tan grande es la lesión, que tan alto es el valor del PSA, entre otros factores.

A inicios de la primera década del año 2000, se investigaba el rol que podría tener la resonancia magnética (RM) como imagen de la próstata. Pero no fue hasta el año 2017, en que se publicó el estudio PROMIS, que demostraba el verdadero rol de la RM multiparamétrica (RMmp). Aquel estudio manifestó que la RMmp podía detectar lesiones altamente sospechosas de cáncer de próstata clínicamente significante (agresiva), al mismo tiempo que detectaba menos lesiones sospechosas (no agresivas), y también reducía el número de biopsias innecesarias. Al año siguiente, PRECISIÓN, otro estudio pivotal, demostró que las biopsias de próstata guiadas por imágenes de RMmp, eran superiores en el diagnóstico de cáncer de próstata agresivo con menor detección de cáncer no agresivo, comparado con las biopsias guiadas con ultrasonido. Esta evidencia ha logrado variar el camino que siguen los pacientes con sospecha de cáncer de próstata, realizándose imágenes de RMmp y posteriormente tomando biopsias dirigidas o “target”.

Actualmente, existen diversos sistemas que fusionan las imágenes de la RMmp y ultrasonido al momento de realizar la biopsia. Estas no están exentas de complicaciones, que en la praxis son infrecuentes. Sin embargo, pueden ser muy severas como al provocar infección severa o sepsis, que se produce hasta en 3% de las biopsias transrectales. Debido a tales infecciones, es que también hay un giro en la forma de tomar las biopsias, y es pasar la aguja de biopsia a través de la piel del perineo. Este procedimiento reduce el riesgo de sepsis a 0%. Perú fue uno de los primeros países en Sudamérica en implementar el sistema de biopsias de próstata fusión de RMmp/ultrasonido a través de la vía perineal, con el sistema Trinity de la compañía Koelis. De esta manera, nos alineamos a la vanguardia en el diagnóstico del cáncer de próstata con Estados Unidos y diversos países de Europa. En la actualidad, los urólogos peruanos no solo están capacitados para hacer el diagnóstico, sino para realizar el tratamiento mínimamente invasivo del cáncer de próstata.

Dr. Luciano Nuñez Bragayrac
Médico Urólogo
Staff principal de la Clínica Monterrico, Clínica San Felipe y Centro Oncológico Aliada
Subespecialidad en Urología Oncológica – Roswell Park Comprehensive Cancer Center
Subespecialidad en Cirugía Robótica – Roswell Park Comprehensive Cancer Center
Subespecialidad en laparoscopia y robótica – Clínica La Floresta