La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es responsable de los síntomas urinarios que afectan al 40% de los hombres a partir de los 50 años y casi al 100% mayores de 80 años.
Cuando esta enfermedad afecta la calidad de vida se debe realizar tratamiento con medicamentos o con cirugía.
El REZUM es una técnica indicada para pacientes que sufren hiperplasia benigna de próstata y que se lleva a cabo por vía transuretral. Consiste en la inyección de vapor de agua para reducir el tamaño de la próstata directamente en el tejido hiperplásico lo cual ha estado ocasionando obstrucción y los síntomas asociados.

De esta forma, se produce la destrucción de la parte alterada de la próstata que el organismo sustituye por un tejido cicatricial después del procedimiento. El resultado final es un aumento del calibre de la uretra lo cual mejora el flujo y la calidad de la micción.
Esta técnica para la próstata es sencilla y se realiza de forma ambulatoria y bajo sedación profunda. Es una técnica poco agresiva en donde a través de una sonda que entra por la uretra hasta la próstata, se genera radiofrecuencia en forma de vapor de agua, lo cual difunde en la zona a tratar. El tejido de la próstata al estar en contacto con el vapor de agua se condensa y esto produce la muerte de las células alteradas por la hiperplasia prostática las cuales posteriormente se regeneran en un tejido sano. La reducción del tamaño de la próstata es de aproximadamente 30% posterior al tratamiento.

Es un procedimiento rápido con una duración menor a 20 minutos y a las dos horas el paciente es dado de alta con una sonda vesical la cual se retira a los tres días posterior al procedimiento. El número de aplicaciones dependerá del tamaño afectado de la próstata. Asimismo, el tratamiento está enfocado en no afectar el mecanismo del esfínter y por lo tanto evitar la eyaculación retrógrada.
Tras la operación de próstata con vapor de agua, debe mantenerse el tratamiento farmacológico durante un periodo aproximado de tres meses. Es importante resaltar que el mecanismo de acción de estos medicamentos no pone en riesgo la continencia urinaria ni la calidad y duración de las erecciones. La indicación más apropiada por la cual se recomienda el REZUM, es hacia aquellos pacientes que presenten síntomas del tracto urinario inferior provocados por la hiperplasia prostática. Además, el REZUM es apropiado para aquellos pacientes que no presenten síntomas severos y que deseen mantener la eyaculación y una óptima función de las relaciones sexuales.

En conclusión, el procedimiento con REZUM es una técnica innovadora porque no requiere anestesia general ya que el procedimiento se realiza sólo con sedación; es un procedimiento rápido el cual dura solo 20 minutos y no afecta la eyaculación ni la erección. Por último, la mejoría en torno a la micción mejorará de forma inmediata y significativamente.

Dr. Antonio Grandez
Médico Urólogo
Miembro adscrito de American Urological Association (AUA)
Miembro de la Confederación Americana de Urología (CAU)
Miembro de la Sociedad Peruana de Urología (SPU)
Colaborador del Capítulo de Urorradiología peruano de la SPU