Para iniciar, se debe tener en cuenta que la teleradiología es uno de los múltiples tipos de aplicaciones de la telemedicina, que a la vez es un componente de la telesalud. En el sector público se vio conveniente la creación de un área enfocada a este rubro. Con el cambio del reglamento de organización y funciones de EsSalud se creó el CENATE (Centro Nacional de Telemedicina) gracias al trabajo de profesionales de la institución, sin intervención de terceros, y la incorporación del sistema de imágenes médicas institucionales PACS, que permitió el pasado 19 de febrero del 2013 enviar la primera imagen de tomografía multicorte desde el hospital de Huancavelica hacia Lima naciendo así la teleradiología en el sector público como actividad sostenible y parte del servicio de salud diario a distancia. La prioridad es atender a pacientes de forma remota, siendo preminente las zonas alejadas de la capital.

El ancho de banda juega un rol importante para la transmisión de las imágenes a distancia. Además, hay que tener en cuenta que el soporte informático local en cada establecimiento debe seguir un acompañamiento cercano desde el órgano o dirección que implemente esta herramienta, hacer uso de una plataforma de envió de información clínica interoperable y que se acoja a la ley de protección de datos personales; por último, y quizás lo más sensible, se debe fortalecer la gestión del cambio en nuestros profesionales médicos para hacer uso del sistema, que hoy por hoy cada vez ven con mejores ojos estas implementaciones.

La brecha de médicos especialistas es constante no solo nacional, sino en la región y a nivel mundial, es por ello que se trabaja con la telemedicina. A partir del sector público se han generado avances galopantes con el uso de teleradiología, a la fecha en EsSalud se tienen aún 16 IPRESS (Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud) y el Ministerio de Salud cuenta con 18 IPRESS incorporadas, ambas utilizando la telemamografía y la teleradiología.

Si nuestros decisores gubernamentales centrales, regionales y locales proyectaran con prioridad recursos para el uso de la tecnología en la salud este escenario cambiaría drásticamente como ha pasado con algunos países de la región. Hoy podemos describir implementaciones que permiten usar la teleradiología anivel público, pero que, aún estamos lejos de cubrir la demanda radiológica que necesita nuestro país, sobre todo, en las zonas alejadas y de mayor vulnerabilidad.

Dra. Bernardette Cotrina Urteaga
Médica radióloga
Ex Jefe de servicio de ecografá del Hospital Rebagliati
Representante de telemedicina en el Perú