El Ing. Máximo San Román, fundador y gerente general de Nova, filántropo, político y consejero presidencial de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), conversó con Ciencia & Tecnología TV sobre la importancia del uso de la telemedicina en la salud pública. A continuación, a manera de monólogo, la opinión de un hombre que resume en sí mismo no solo la epopeya del emprendedor peruano, sino también parte de la historia política del país.
El Perú debe ubicarse plenamente dentro del desarrollo del mundo tecnológico. Actualmente, resulta fácil estar conectado con el resto del planeta, que se ha convertido en una auténtica aldea global a causa de la innovación en telecomunicación y a la creación de Internet.

Desde hace veinte años, la fibra óptica está revolucionando no solo la forma en cómo se transmite la información, sino también la velocidad con la que esta se difunde. En nuestro país, esta tecnología está adecuándose a una necesidad urgente: la atención en salud. El equipamiento que se requiere para realizar un examen médico necesita contar una adecuada infraestructura y un personal sanitario altamente especializado. ¿Cómo acercar lo uno y lo otro hacia una central situada en un solo lugar? El Estado invirtió una gran cantidad de dinero para hallar una solución: ha ensamblado una línea dorsal de fibra óptica.
Asimismo, desde el sector privado, Movistar, Claro y Bitel han instalado otra extensa red de fibra óptica, normalizando de alguna manera su uso. Desde el 2010, año en que se inicia la experiencia en telemedicina, se ha demostrado que un análisis hecho en una zona alejada del país se puede ver en tiempo real en la central de un hospital regional o limeño, valiéndose de la opinión profesional del mejor staff médico disponible.

Según el esfuerzo que haga el Gobierno, habrá una excelente oportunidad para vencer la resistencia del tradicionalismo en la medicina y en la gente. El 2021 se espera atender a un gran sector de nuestra población sin la necesidad de que se acerquen a la capital de una región y menos a Lima.
El sistema de telemedicina, aparte de generar un ahorro en tiempos de traslado y hospitalización, le brinda comodidad a esa persona que por falta de dinero no puede atenderse en un centro de salud. Este problema será resuelto por este sistema que, por medio de una aplicación, ordenará el horario de atención de cada paciente, quien podrá atenderse con tecnología de última generación. En esa dirección, por ejemplo, se está coordinando con la nueva directiva del Instituto Nacional de Salud del Niño para continuar con el plan de adquisición del sistema Medical Box. Además, se tiene pensado contactar a la empresa que nos dará el servicio de fibra óptica con el fin de que la banda ancha solicitada recabe información lo más rápido posible para la central.

Hay que transmitir un mensaje de optimismo: se tiene que perder el miedo al uso de la tecnología aplicada a la medicina. Lamentablemente, a veces, el miedo retrasa la solución de un problema.

 

Ing. Máximo San Román
Fundador y gerente general de Nova
Filántropo, político y consejero presidencial de Pedro Pablo Kuczynski