El Síndrome de Intestino Irritable (SII), es un trastorno funcional digestivo crónico y recurrente caracterizado por dolor, distensión abdominal y cambios en el patrón evacuatorio.

Su prevalencia es de 10 a 20% de la población general, tiene un gran impacto en la calidad de vida y produce altos costos en los sistemas de salud. Múltiples factores fisiopatológicos están involucrados, como ingesta de productos alimentarios, alteraciones en la motilidad, inflamación, trastornos psicológicos, hipersensibilidad visceral, entre otros.

En la mayor parte de los casos el diagnóstico se establece con facilidad en base a criterios clínicos (Roma III). El tratamiento es multidisciplinario e incluye una buena relación médico-paciente, dieta, fármacos para controlar los síntomas y terapias asociadas, como psicoterapia, hipnoterapia, psicofármacos y, en fecha reciente, prebióticos, antibióticos y complementos dietéticos.

Este síndrome puede ocurrir a cualquier edad, pero a menudo comienza en la adolescencia o a principios de la vida adulta con predominio en el sexo femenino. Diversos estudios se centran en la necesidad de hallar nuevos enfoques terapéuticos, formulando hipótesis relacionadas con la alimentación y la concentración de histamina tanto exógena como endógena. Existen evidencias desde hace muchos años sobre el término de intolerancia a la histamina o histaminosis alimentaria. Ambos términos hacen referencia a una acumulación de histamina en el organismo, producida por una disminución de la actividad de la enzima Diaminooxidasa (DAO), que provocaría una serie de síntomas gastrointestinales, así como migraña, dolor de espalda y nuca, piel seca, prurito, fatiga y fibromialgia etc.

Para presentar estas bases fisiopatológicas y proponer un tratamiento, debemos basarnos en hechos fundamentales.

INTOLERANCIA A LA HISTAMINA

La intolerancia histamínica se describe como un estado en el que la capacitad para catabolizar la histamina, liberada de forma endógena o la administrada de forma exógena es insuficiente, lo que conduce a reacciones adversas. Especialmente, los términos intolerancia histamínica o histaminosis enteral, se usan para explicar una variedad de síntomas que parecen causados por una dieta basada en alimentos con un alto contenido de histamina.

Se cree que la intolerancia histamínica es causada principalmente por la ingesta de alimentos con alto contenido en histamina por personas que poseen una baja inactividad histamínica intestinal o una inhibición de esta capacidad provocada por otros constituyentes alimentarios o fármacos. Dentro de las células, la histamina N-metil transferasa (HMT) inactiva la histamina (HA) produciendo N4- metil histamina (Me-HA) y fuera de las células es la Diaminooxidasa (DAO) la que la inactiva produciendo acetaldehído imidazole (IAA) histamina en cantidades que pueden causar reacciones adversas.

Para que la histamina cause reacciones adversas y síntomas debe ser reabsorbida en el intestino y transportada por el torrente sanguíneo sin que las enzimas, Diaminooxidasa (DAO) e histamina N-metil transferasa (HMT) presentes en las células epiteliales intestinales, la inactiven.

 

Para intervenir en este difícil paradigma del tratamiento de SII y proponer un nuevo enfoque, realizamos un estudio clínico, unicentrico y prospectivo con una duración total de 12 semanas y 5 visitas al Servicio de Gastroenterología Clínica del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud, según el esquema diseñado en el Protocolo de Estudio y determinar la eficacia de la suplementación con Diaminooxidasa exógena en aquellos pacientes que presentan un déficit de actividad en la enzima DAO y cuadro clínico de Síndrome de Intestino Irritable (SII),estratificados según los criterios de Roma III y mediante la valoración de la mejoría general en esta patología, según la Escala de Impresión Clínica Global y Guía o protocolo pertinente.

El Tratamiento Biofuncional DAO consta de Suplementación enzimática con extracto de DAO, que actúa como complemento en el tratamiento de la intolerancia a los alimentos causada por histaminosis alimentaria o intolerancia a la histamina., que es la encargada de metabolizar la histamina de los alimentos, aumentando su concentración en el intestino delgado y su capacidad de degradar a la histamina, que es la desencadenante de los trastornos digestivos que originan los síntomas. La Diaminooxidasa contenida en la cápsula es una enzima que se obtiene del riñón de cerdo criados en granjas ecológicas.

El resultado del estudio confirmo que hasta el 20% de los pacientes con cuadro clínico de Síndrome de Intestino Irritable (SII), podrían tener Histaminosis Alimentaria o Alérgica, debido a la deficiencia de la Enzima Diaminooxidasa (DAO) y el tratamiento Biofuncional, es una solución a sus problemas tanto digestivos como extradigestivos.

La Escala de la Impresión Clínica Global (ICG) personalizada, nos permitió reportar que hubo el 61.4% de mejoría en los síntomas a las 6 semanas del tratamiento y el 80% a las 12 semanas de seguimiento. Una importante observación es que no se realizó el Test de valoración en sangre de la actividad de la Diaminooxidasa (DAO) mediante la técnica de Elisa y solo se utilizaron los criterios clínicos de Roma III.

Finalmente creemos que este aporte en el tratamiento del SII contribuirá a por lo menos, rescatar a un 20% de pacientes que se encuentran en la consulta ambulatoria, buscando una solución a esta entidad clínica que tiene impacto sobre su calidad de vida.

 

Dr. Hermes Velásquez Chamochumbi

Jefe del Servicio de Gastroenterología Clínica del

Hospital Edgardo Rebagliati Martins-EsSalud