Desde los inicios de la cirugía cardíaca en los 60’, el abordaje convencional requiere de una incisión medioesternal amplia, y de la circulación extracorpórea para detener el corazón y realizar el procedimiento correctivo necesario (colocar puentes aortocoronarios o by pass aorto coronario, cambiar una válvula mitral o aórtica, corregir un defecto congénito, etc.).

Este tipo de abordaje implica complicaciones asociadas, mayor sangrado postoperatorio y estancia hospitalaria, y es por eso que desde la década de los 90’ se han desarrollado nuevas técnicas de procedimientos e incisiones menores, denominadas mini invasivas que tienen menor tasa de complicaciones ya demostradas, como ausencia de infección de mediastino, menor sangrado postoperatorio, menor tiempo de hospitalización y de recuperación postoperatoria más rápida, así como cicatrices más estéticas.

Un tiempo más corto de recuperación (alrededor de 2 a 4 semanas) Adicionalmente la cirugía mini invasiva puede mejorarse con la ayuda de la videoscopía torácica permitiendo hacer una cirugía totalmente endoscópica con incisiones de 3 a 4 cm. La tecnología se desarrolla muy rápidamente y actualmente contamos con válvulas que no requieren de colocación de suturas (sutureless valves), que hacen una cirugía aórtica muy amigable y más rápida que la convencional.

Otro avance en la cirugía mínimamente invasiva es la colocación de válvulas aórticas transcatéter y sin circulación extracorpórea (TAVI) que se colocan a través de una arteria periférica (vía transfemoral) o de un acceso a través de la punta del corazón (vía transapical). Este procedimiento está reservado para pacientes con estenosis aórtica de alto riesgo quirúrgico o que son inoperables por múltiples causas, frecuentemente por edad avanzada, y comorbilidad asociada como enfermedad pulmonar crónica severa, o renal severa. En INCOR ya se han realizado más de 45 de estos procedimientos transcatéter en pacientes de alto riesgo o rechazados para cirugía y con resultados muy favorables.

MINITORACOTOMÍA DE 5 CM PARA CAMBIO VALVULAR MITRAL

En el Instituto Nacional Cardiovascular “Carlos Peschiera “ de Essalud, INCOR, Lima, Perú, desde el 2010 se viene aplicando este tipo de procedimientos mínimamente invasivos para resolver problemas de la válvula mitral, válvula aórtica, comunicación interauricular, tumor mixomatoso del corazón. Usualmente requerimos de incisiones menores de 7 cm, a nivel submamario derecho en el 4to espacio intercostal para la válvula mitral o a nivel del 2do espacio intercostal derecho para la válvula aórtica. Se usan cánulas largas femorales para la circulación extracorpórea. Ya se han realizado más de 52 casos de este procedimiento para tratar problemas de la válvula mitral, realizando correcciones (plastia mitral) o cambio con prótesis valvular.

LAS VENTAJAS DE LA CIRUGÍA DE MÍNIMO ACCESO PUEDEN INCLUIR:

  • Una incisión más pequeña.
  • Un menor riesgo de infección.
  • Menor pérdida de sangre durante la intervención, por lo tanto, menos transfusiones.
  • Una estancia hospitalaria más corta después de la intervención.

Dr. Julio A. Morón Castro
Jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular.
INCOR-Essalud.