La Doctora Cecilia Ayón detalla como el neumococo trae consigo enfermedades perjudiciales para la población pediátrica. Para hacer frente a ello, la especialista explicará los beneficios de la vacuna antineumocócica.

¿Cómo se trasmite el germen del neumococo?

A través de las secreciones de la vía respiratoria, es decir, cuando tosemos o estornudamos podemos transmitir esta bacteria a otras personas que se encuentren próximas. Es allí cuando al respirar puede ingresar el neumococo a nuestra mucosa nasofaríngea y desencadenar posteriormente la enfermedad; sin embargo, existe otra condición: la del portador, que se da más en niños, en la cual, el neumococo permanece en la mucosa de la nariz y la garganta sin producir molestias, pero que representan una fuente de transmisión a otras personas. Definitivamente, la vacunación nos ayuda a prevenir; pero medidas como la lactancia materna, una nutrición adecuada y la asistencia del niño a sus controles contribuirán a su salud.

¿Cuál es la vacuna que se utiliza en estos casos y qué tan eficaz ha resultado en la práctica?

Existen varias vacunas como la 10 Valente con diez tipos de neumococo, y la vacuna antineumocócica conjugada 13 Valente con trece tipos de neumococo, que es la mejor y más completa. Cabe señalar que el Perú es uno de los países de Las Américas que incluyó la vacuna conjugada neumocócica como parte del Esquema Nacional de Inmunización junto con la del rotavirus y la gripe. Que una vacuna haya sido integrada en la estrategia se debe a su seguridad, eficacia, efectividad e impacto en la salud; y por sus estudios de investigación que han probado su importancia en la protección de los niños. Los médicos entendemos que promover la salud en los niños significa reducción de la incidencia de enfermedad y sus complicaciones, reducción de costos directos e indirectos, una mejor calidad de vida y una mayor productividad en la vida adulta.

¿En qué consiste una vacuna conjugada antineumocócica?

La vacuna conjugada antineumocócica consta de la extracción de polisacárido de la cápsula del neumococo y la unión de este polisacárido a una proteína. A partir de esta unión se consigue un estímulo en el sistema inmune que se traduce en una protección alta, duradera, sólida y eficiente para los niños.

¿Cuánto tiempo de protección otorga esta vacuna?

Mientras los niños hayan completado el esquema, se estima que la vacuna conjugada contra el neumococo 13 Valente les otorga una protección de por vida. Su aplicación depende de la edad del paciente. Para aquellos niños que inician antes de los seis meses, se indican de 3 a 4 dosis; los niños de un año de edad, dos dosis; y de 2 años o más, una sola dosis. En nuestro país, el uso de la vacuna antineumocócica conjugada se da desde el 2008. A partir de entonces, hubo una reducción de mortalidad infantil consiguiéndose el objetivo del milenio tal como ocurrió con la incorporación de vacunas contra el rotavirus y la influenza.

 ¿Quiénes son los que producen estas vacunas y en que estudios se basan?

Las vacunas para neumococo en niños son producidas por laboratorios como Pfizer, que es el pionero en el desarrollo de la vacuna conjugada antineumocócica, la cual ha demostrado su utilidad, impacto y beneficio en la población pediátrica, sobre todo, en niños menores de dos años. En tanto, el laboratorio GlaxoSmithKline puso en el mercado a la vacuna conjugada 10 Valente.

Con respecto a las investigaciones, uno de los primeros es el estudio Kaiser que realizó un seguimiento a la población pediátrica vacunada observando el descenso en casos de enfermedad neumocócica invasiva por neumococo y disminución en la mortalidad. La investigación inicial fue publicada en el 2000 y se realizó en más de 37,000 niños. En tanto, para el 2004, se difundió el estudio de seguimiento post licenciatura donde se estableció su alta efectividad en niños menores de 5 años de edad.

¿Qué recomendaciones ofrecería sobre cómo comprometer en el uso de las vacunas?

Para los estudiantes, no enfocarse solo en la enfermedad y su tratamiento, sino también en la prevención de las mismas. En el caso de las enfermedades neumocócicas las vacunas son una estrategia de alto impacto, incluso, en el Perú, el presupuesto en vacunas se considera una inversión. Y a los padres, los responsables de los niños, enseñarles y hacerles comprender la importancia de las vacunas. Para ello, los médicos tenemos que ser los mejores comunicadores.

 

Dra. Cecilia Ayón

Médico especialista en Pediatría

Clínica San Pablo